Formado en arquitectura en la Cornell University, Richard Meier trabajó en varios estudios de arquitectura, como Skidmore, Owings & Merrill y Marcel Breuer. En 1963 fundó su propio estudio. Con una gran influencia de Le Corbusier y de Frank Lloyd Wright y heredero del racionalismo arquitectónico, formó parte de The New York Five, junto con Eisenman, Graves, Gwathmey y Hejduk, grupo que retomó la tradición del Estilo Internacional después de que esta corriente arquitectónica fuera profundamente cuestionada. Meier se ha mantenido siempre fiel a una arquitectura centrada en la claridad de líneas, los espacios orgánicos y el protagonismo de la luz. El arquitecto organiza sus edificios en tramas geométricas que responden a los condicionantes de su entorno. Casi todos los edificios de Meier son blancos, el color que él considera más puro, ya que condensa todos los demás y va cambiando de tonalidad a lo largo del día. La pureza cromática, una geometría compleja y un acusado contraste entre luces y sombras caracterizan sus edificios. El propio Meier lo explicaba así en el discurso que pronunció cuando recibió el Premio Pritzker en 1984: «El blanco es el color más fascinante, porque en él pueden verse todos los colores del arco iris. La blancura del blanco no es solo blanca, sino que continuamente se transforma con la luz y todo lo que va cambiando, como el cielo, las nubes, el sol y la luna.» Aficionado al collage, algunas de sus obras, en especial las que produjo durante el proceso de construcción de su edificio en Barcelona, forman parte de la Colección MACBA.

Meier ha realizado obra pública y privada en muchas ciudades de Estados Unidos y de Europa: edificios de oficinas, grandes mansiones particulares, centros de arte y museos, centros educativos, espacios de investigación y también religiosos. Entre sus espacios de arte, destacan el High Museum of Art de Atlanta (1983), el Museum Angewandte Kunst de Fráncfort (1985), el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (1995), el Museo dell’Ara Pacis de Roma (2006) y el Arp Museum Bahnhof Rolandseck, Remagen, Alemania (2008). Uno de sus proyectos más conocidos es el Getty Center de Los Ángeles (1997), un gran complejo de edificios. Meier ha recibido destacados reconocimientos internacionales, como el Premio Pritzker, el galardón internacional más importante en arquitectura, en 1984; la Medalla de Oro del American Institute of Architecture (1997) y el Praemium Imperiale del gobierno de Japón (1997).

http://www.richardmeier.com

Visita la Muestra Permanente
No pienso en el arte cuando trabajo. Trato de pensar en la vida
Jean-Michel Basquiat