Nacido en 1946 en St. Paul's Cray (Inglaterra), Anthony McCall fue pionero en la combinación de disciplinas, como el cine, la escultura y el dibujo. Si bien se inició con performances en espacios abiertos con elementos mínimos (el fuego, por ejemplo), en los años setenta se convirtió en una figura clave de la vanguardia cinematográfica de la London Film-makers' Co-op. Establecido en Nueva York en 1973, desarrolló una serie de películas experimentales que él mismo designó con el término de "películas de luz sólida". Eran films vanguardistas que exploraban la naturaleza de la luz y las propiedades del cine.
Sus instalaciones fílmicas, convertidas en referentes, pronto se proyectaron en galerías y museos de Europa y Estados Unidos. McCall tiene obra en la Tate Gallery de Londres, el MoMA de Nueva York, el Centro Pompidou de París y el Whitney Museum of American Art de Nueva York.
Visita la Muestra Permanente
Entrar en un museo es algo que empieza en casa, en un avión, en un tuit
Mark Wigley