Anne-Lise Coste nació en Marsella (Francia) en 1973. Formada en esta ciudad y también en Zúrich (Suiza), vive y trabaja en Nueva York. A través de dibujos y textos, y con la inmediatez del grafito, esta artista combina la expresión de estados anímicos subjetivos con la crítica social y política. Con un lenguaje de filiación dadaísta e imágenes de intenso lirismo, sus obras rezuman ironía, rebelión y emotividad. Anne-Lise Coste se vale de composiciones aparentemente decorativas para crear un repertorio de ansiedades contemporáneas.
Visita la Muestra Permanente
Entrar en un museo es algo que empieza en casa, en un avión, en un tuit
Mark Wigley