Nacido en Berlín, Klaus Peter Brehmer (Berlín, 1939 – Hamburgo, 1997) estudió en la Kunstakademie de Düsseldorf. Formó parte del grupo Kapitalistischer Realismus (Realismo Capitalista), fundado en Düsseldorf en 1963 como respuesta alemana al arte pop estadounidense y británico. Comprometido con cuestiones sociales y políticas y muy crítico con la sociedad de consumo, el grupo incorporaba motivos cotidianos a sus obras. Entre sus integrantes estaban Gerhard Richter, Konrad Lueg, Karl Horst Hödicke, Wolf Vostell y Sigmar Polke.

Brehmer fue uno de los artistas más politizados del colectivo y, a partir de 1964, sus convicciones políticas de izquierdas hallaron una expresión directa cuando renunció a su nombre y decidió llamarse solo por sus iniciales, KP. Las letras aludían también a las siglas del partido comunista (Kommunistische Partei), que en 1956 había sido prohibido oficialmente. Las obras de ese momento son muy críticas con el consumismo y las estructuras de poder legitimadas por los medios de comunicación de masas. Para democratizar el arte, Brehmer optaba por la impresión y los procesos fotomecánicos, con tirajes muy altos.

Entre sus exposiciones individuales, destacan las realizadas en el Kunstverein de Hamburgo (1971), la Kunsthalle Fridericianum de Kassel (1998), la Städtische Galerie de Bietigheim-Bissingen de Alemania (2004), la Milliken Gallery de Estocolmo (2009), el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla (2011) y el Neues Museum de Núremberg (2018). Sus obras forman parte de colecciones como la del MoMA de Nueva York, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o el MACBA de Barcelona.

Visita la Muestra Permanente
El artista tiene que enfrentarse a lo desconocido con un talante positivo y meterle el diente sin miedo
Eduardo Chillida