Joan Manel Pérez se define como grafista y dibujante. La aplicación de su trazo la podemos ver vinculada al mundo editorial, la música, el cartelismo, o en propuestas más personales, algunas utilizando el fanzine como soporte. Algunos rasgos característicos de sus imágenes serían la influencia de la gráfica de las luchas obreras y el uso del apropiacionismo del imaginario popular para tratar temas políticos de actualidad con ironía y humor.

El creador nos propone introducir una frase incompleta a nuestras conversaciones. Estas frases nos llevan a pensar y compartir ideas sobre el mundo en que vivimos, del que no quiere dejar fuera la voz de los niños y de los jóvenes. Un ejercicio de diálogo en el que, con las respuestas que obtengamos, debemos devolverles un dibujo. Así se activa el ejercicio de dar forma a las ideas y hacerlas palpables, ya sean más abstractas o más concretas, gracias a la introducción del dibujo como una herramienta más en nuestras formas de relación y comunicación. Como resultado, tenemos un conjunto de dibujos que completan la frase inicial y que, de nuevo, generan nuevas asociaciones, narraciones y diálogos inesperados entre sí.

Joan Manel Pérez nos invita a introducir el dibujo como un elemento más en nuestros diálogos y aprovechar así su potencial para abrir imaginarios y acercarnos al mundo de las ideas y la palabra a través de la interpretación, cercana y enigmática a la vez, de la imagen.

Otras propuestas

El oro no se asocia con la suciedad. Y el oro, como los diamantes, es un material ensalzado. Posee tal grado de abstracción que te sitúa, si lo utilizas artísticamente, en un nivel aún más elevado.
James Lee Byars